Lunes a Sábado
 
  11:30 a 19:45 HRS.

Fuente Alemana

DESDE 1954

La Fuente Alemana nace en 1954 cuando Bruno Massoni, junto a unos socios, compran La Predilecta, un local de comida en la Alameda muy cerca del Hospital San Borja, que se transformó en una Fuente de Soda reconocida por sus inigualables preparaciones.

 

¿Cuál es el secreto que da origen a La Fuente Alemana? El respeto y cuidado a las recetas originales, el cariño en la elaboración de los productos, la producción propia y selección de nuestros insumos: el pan amasado preparado en el local, la mayonesa de receta casera, la mezcla única de mostazas y carnes junto a la pericia de nuestras maestras que preparan a la orden cada uno de los sándwiches.

Fuente Alemana

Luego, el boca a boca hizo el resto. El “Juntémonos en la Fuente Alemana” se volvió un pedido recurrente entre los santiaguinos, antojados por disfrutar y “regalonearse” con nuestros deliciosos sándwiches.

En 1970 La Fuente Alemana se muda a un nuevo local más amplio, frente de la Plaza Italia y de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile. La apuesta fue un éxito con la asitencia de un público transversal compuesto por familias, estudiantes, trabajadores y profesionales, que repletaban el local disfrutando alguno de los sándwiches. Incluso personajes políticos y figuras de la televisión se volvieron comensales habituales de nuestro local.

Fuente Alemana

Ese cariño y fidelidad invariable de nuestros clientes llevó a la sociedad a expandirse, abriendo un segundo local en 1995, esta vez en la concurrida avenida Pedro de Valdivia, comuna de Providencia. Los clásicos Lomitos, Rumanos, Fricandelas y Churrascos volvieron a triunfar, atrayendo a cientos de fanáticos de La Fuente Alemana, que regresaron de manera habitual junto a sus amigos y familia, tal y como lo hacían cuando nos visitaban de niños con sus padres.

Y esta historia que inició Bruno Massoni en 1954 hoy continúa más viva que nunca de la mano de sus herederas, quienes mantienen viva esa tradición de calidad y cariño, haciendo honor a su herencia culinaria y a sus sabores que por más de 65 años han compartido con nuestra clientela en la tradicional Fuente Alemana.